Una nueva generación de viajeros

Efecto Pirry
01/04/2019
¿Qué es un “Hotel” de insectos?
25/05/2019
María Camila Gutiérrez Buitrago, directora de promoción y mercadeo en Fondo Nacional de Turismo (Fontur).
https://www.linkedin.com/in/mariacgb/

Algún día me preguntaron, ¿Qué es lo que más le gusta hacer en la vida?, en ese momento pensé en miles de cosas; y entre una lista interminable pude concluir que me gusta bailar, cocinar, pasar tiempo con mi familia, hacer ejercicio e ir a cine. Pero hubo algo que por encima de cualquier cosa es lo que más me gusta hacer y sobre todo lo que me hace más feliz: ¡viajar!

Si a usted hoy le hacen esa pregunta, ¿Qué respondería? Estoy segura que dentro de  sus cinco primeras opciones estaría, sin importar la edad, ¡viajar! Sin embargo, si vamos más allá y les pidiéramos que nos dijeran ¿qué razones lo llevan a viajar? las respuestas no serían tan homogéneas.

El cómo y el por qué viajar ha variado mucho a medida que han pasado los años y un claro ejemplo de ello son los jóvenes de hoy, quienes están desafiando la industria del turismo con sus estilos de vida. En otras palabras son los jóvenes quienes están marcando la ruta en este aspecto. Y precisamente inspirándome en las experiencias de los jóvenes es que quiero compartirles esta reflexión.  

En Colombia según el DANE, los jóvenes están entre los 14 y los 28 años de edad y en el país hay más de 12 millones. Los llamados Centennials y Millennials no sólo viajan por viajar, lo hacen para tener experiencias únicas que les dejen recuerdos y aprendizajes para siempre. Son viajeros conscientes, invierten en empresas locales, protegen el medio ambiente, van a lugares antes impensables y ante todo, contribuyen a los destinos a los que viajan.

Además de representar un espacio de descanso, viajar se ha convertido para los jóvenes en una experiencia de transformación personal, de superación y de desarrollo profesional. Por este motivo, cada vez más jóvenes salen de sus ciudades en busca de retiros espirituales, prácticas profesionales o voluntariados de diversos tipos.

Los niveles de consciencia han llevado a esta población a buscar minimizar el impacto de sus actividades diarias. Seleccionan métodos de transporte más limpios, comen menos productos animales y más vegetales, tratan de no generar desechos y recogen basuras propias y ajenas. Estas mismas costumbres las llevan con ellos a los viajes que realizan y es lo que más ha cambiado la manera de viajar tanto a nivel nacional como internacional.

Para mostrar esto, podríamos traer uno de los últimos retos que se convirtió en tendencia: el #TrashTagChallenge. Este desafío consistía en limpiar espacios como playas, bosques, caminos y montañas alrededor de todo el mundo y fotografiar el antes y el después para compartirlo en redes sociales. 

Así pues, Millennials y Centennials se han convertido en un sector turístico especializado al cual las agencias, hoteles, operadores, aerolíneas, entre otros, deben ofrecer productos y servicios a la medida.

Gracias al dinamismo del sector turismo, las empresas están acostumbradas a adaptarse a las nuevas tendencias y necesidades. Sin embargo, en ocasiones no pasa así con los destinos que eventualmente no logran prepararse adecuadamente antes de recibir grandes cantidades de turistas. Lo que conlleva  a aumentar riesgos sanitarios, contaminación y destrucción de ecosistemas, entre otros. En nuestro país hay claros ejemplos de esto: Playa Blanca, Las Gachas, Caño Cristales, Palomino, entre otros. Destinos en los cuales se viene trabajando desde diferentes instancias del Gobierno Nacional para apoyarlos en la búsqueda de nuevas estrategias que les permitan estar preparados para recibir el alto flujo de turistas al tiempo que traban en pro del cuidado del medio ambiente y la preservación de los recursos naturales.

Recordemos que el Gobierno Nacional debe poner límites al ingreso en ciertas áreas, hacer respetar el espacio público como las playas que a veces son invadidas por informales y realizar campañas de limpieza y protección al medio ambiente. Los jóvenes de manera solidaria apoyan y enaltecen esta importante labor.

Es importante tener en cuenta que la sostenibilidad no se logra solo con voluntad del Gobierno. Se requiere que todos los turistas aprendan las nuevas maneras de viajar así como la que venimos comentando de los jóvenes, con consciencia. Con la intención no solo de minimizar el impacto, sino de que puedan volver y encontrar conservados los atractivos naturales con su flora y fauna original, y para que las puedan seguir disfrutando muchas otras generaciones.

Para que los jóvenes sigan explorando y llevando sus maneras de viajar a todos los rincones del país, FONTUR ha creado el Programa Tarjeta Joven que los apoya y los lleva a vivir nuevas experiencias a través de descuentos e incentivos en toda la oferta de la cadena del turismo.

Colombia necesita que los jóvenes sigan viajando para crear en las regiones más consciencia y un país con un turismo más sostenible. Pero también es importante que los turistas de todas las generaciones adopten en la medida de sus posibilidades las buenas prácticas de los jóvenes al viajar.

María Camila Gutiérrez Buitrago